Cafe
café
hacer cafe
hacer buen café
cafe

caféMolienda

Para disfrutar de un café de gran sabor lo mejor es comprar granos de café tostados y molerlos justo antes de preparar la bebida, ya que de este modo se evita que el café molido esté mucho tiempo en contacto con el aire. Cuanto mayor sea el contacto con el oxígeno, las partículas de café más perderán su sabor, porque los aceites que lo contienen se evaporan con facilidad. Es importante que una vez molido el café sea preparado rápidamente, para que el sabor no se pierda. Por otro lado, es fundamental saber que los granos deben molerse a un determinado tamaño, según el tipo de técnica que se utilizará para la preparación de la bebida.

café quijano

Así, cada modo de preparación de la infusión exige que la molienda tenga un cierto grosor. Sólo de esta manera es posible aprovechar al máximo el sabor de los granos de café. En el caso de los métodos de elaboración en los que el café molido está mucho tiempo en contacto con el agua caliente se hace necesario que las partículas sean más bien grandes, ya que si son muy pequeñas el agua las quemará fácilmente y el sabor de la bebida será amargo. Por esta razón, para preparar café por goteo la molienda debe tener el tamaño del azúcar granulado. Asimismo, para hacer café con el sistema de prensa francesa la molienda debe ser más grande. Por el contrario, para preparar un delicioso espresso se necesita que los granos de café estén molidos casi como polvo, ya que el contacto con el agua es breve (si la molienda es gruesa, no habrá tiempo para que libere todo su sabor).

En THE-COFFEE.COM ofrecemos una breve descripción de las diversas formas de moler café, con sus ventajas y desventajas:

  • Molinillos: en este caso la molienda se realiza con dos cuchillas giratorias que machacan los granos a un tamaño parejo y sin quemar el café. El tamaño homogéneo de la molienda garantiza una bebida de excelente calidad. Este método es el único aprobado por los especialistas. Existen molinillos con cuchillas cónicas o con cuchillas redondas. Los primeros son más lentos y por eso transfieren menos calor al café molido, mientras que los segundos tienen más velocidad pero transmiten más calor, pudiendo dañar más el café. La ventaja, en ambos casos, es que se logra una molienda uniforme. Los molinillos de cuchillas cónicas se adaptan sin problemas a las distintas máquinas de café (espresso, prensa francesa, de goteo, etc.). Los otros son de uso doméstico.
  • Picadoras: estos artefactos tienen mayor duración que los molinillos y sus cuchillas, pero generalmente producen una molienda heterogénea, de modo que la bebida resultará de poca calidad. Las picadoras tienen una cuchilla que gira a mucha velocidad, por lo que el café recibe mucho más calor que en el caso de los molinillos, deteriorando considerablemente el producto. Se considera que las picadoras sólo sirven para las máquinas de goteo. Dado que producen demasiado polvo residual de café, generan inconvenientes en las máquinas de espresso y en las prensas francesas.
  • Morteros: para preparar un exquisito café turco es necesario que la molienda sea muy fina, y, entonces, lo mejor es machacar los granos en un mortero, manualmente.

café gijón

Visita nuestras páginas amigas

café olé

romantic shopping

el café

birthday presents

café madrid

shop online

café teatro

exercise machine

café central

http://www.shop-christmastree.com

flan de café

café de chinitas
café con leche
licor café